12 Mayo 2017

EL ECONOMISTA, 11 Mayo 2017. Repsol ha comenzado a darle la vuelta al negocio que recibió en Reino Unido con la compra de Talisman y abre la puerta a poder revertir parte de la provisión de 2.100 millones de euros que tuvo que realizar la compañía por este activo.

El plan que puso en marcha la petrolera hace ahora casi un año de la mano de Tomás García Blanco (el descubridor del famoso yacimiento de Vaca Muerta en Argentina) ha comenzado a dar frutos. La petrolera invertirá 1.400 millones para recuperar la producción de petró- leo y gas en zonas que estaban en decadencia por la falta de inversión. Concretamente, Repsol Sinopec acaba de poner en operación el yacimiento de Shaw, como parte de la reconstrucción del área de Montrose en el Mar del Norte y espera hacer lo mismo este próximo mes con Cayley.

La reestructuración del área de Montrose supone el desarrollo de tres nuevos campos -Godwin, Cayley y Shaw- y una nueva plataforma de producción para alcanzar un má- ximo de hasta 40.000 barriles de petróleo equivalente al día. Se espera que el proyecto global desbloquee hasta 100 millones de barriles equivalentes de reservas adicionales. Ambos yacimientos se suman también a la puesta en marcha de a finales de marzo de otro de sus grandes pozos, Flyndre.

De este modo, la petrolera abre la puerta a poder revertir parte de las provisiones de 2.100 millones de euros que tuvo que realizar. Bill Dunnett, director general de Repsol Sinopec Resources UK, asegura que “este es un logro importante para este negocio y ayudará a consolidar la transformación que Repsol Sinopec Resources ha sufrido en los últimos dos años. El Área de Montrose es una parte clave de nuestro futuro a largo plazo y esperamos poder ofrecer valor para nosotros, nuestros accionistas y nuestro socio Marubeni durante muchos años”.

Además de desarrollar los nuevos campos, se espera que el proyecto MAR amplíe la vida de los campos existentes del área de Montrose más allá de 2030. Repsol Sinopec Resources UK Limited es la operadora con una participación activa del 58,97 por ciento y Marubeni Oil & Gas es el socio único con el resto de participación en esta área