16 Jul 2019

LA VANGUARDIA, 16 Julio 2019. José Montilla defendió su trabajo como ministro de Industria (2004-2006) ayer en la comisión de investigación del Castor, en el Parlament, y reprochó la actuación del gobierno del PSOE por desestimar las alegaciones de la Generalitat en el 2010, cuando él era president de la Generalitat, para acabar dando luz verde al almacén de gas.

“¿Por qué no nos hicieron caso cuando pedimos que se hiciese un estudio por parte del Institut Geològic de Catalunya?. Que seas del mismo partido es relevante pero no decisivo; no solo es en este tema que no nos hicieron caso, hubo otros temas y de más calado, sobradamente conocidos”, dijo Montilla, preguntado por las alegaciones de su Govern en el 2010, que desestimó Industria con Miguel Sebastián (PSOE) como ministro titular. Montilla destacó que como ministro de Industria él se limitó a calificar el Castor como un proyecto energético “urgente y prioritario” para España porque en aquel momento, antes de la crisis, “no estaba garantizado el suministro de gas”. Después él mismo recordó el crecimiento de la demanda y la excesiva dependencia de la conexión con el Magreb, que “no era fiable”.

El president insistió que como ministro de Industria no aprobó el reservorio de gas porque en el 2006 “no había ningún proyecto Castor”. Montilla recordó que no fue hasta mayo del 2008 que Industria adjudicó la redacción del proyecto gasista, ya avanzada la tramitación y acabados los estudios previos. “Llevaba dos años de president de la Generalitat cuando se aprobó y tres, en el 2009, cuando se emitió la declaración de impacto ambiental; hay otros proyectos que se han calificado como urgentes pero que no se han acabado llevando a cabo”, aseguró.

Montilla tuvo que justificar a preguntas de varios de los diputados de la comisión de investigación del Castor por qué decidió considerar el Castor como infraestructura urgente, lo que aceleró los trámites: “Se tenía que hacer para que pudiesen empezar los estudios previos”. Un experto geólogo, Antonio Aretxabala, alertó ayer en la misma comisión del riesgo de nuevos terremotos si se desmantela el Castor sin realizar nuevos estudios para prever efectos en el subsuelo marino y sobre la falla de Amposta. “Sí que se produciría de nuevo una desestabilización en la zona del Castor con el desmantelamiento por los cambios de presión. Los geólogos no tenemos una bola de cristal, hay que analizarlo”, destacó. José Manuel Soria, exministro de Industria (20112016) con el PP, y Teresa Ribera, actual ministra de Transición Energética, también citados ayer, no comparecieron.