11 Ene 2018

CANARIAS7, 11 Enero 2018. La acción política y diplomática que el presidente canario, Fernando Clavijo, va a pedir al titular español de Exteriores para intentar frenar las prospecciones que Marruecos ha autorizado a la petrolera ENI frente a las costas de Sidi Ifni, Tan Tan y Tarfaya, tiene de antemano pocas perspectivas de prosperar, más allá de reclamar a Rabat transparencia en la información y las máximas garantías de seguridad en las perforaciones. Fuentes diplomáticas remarcan la imposibilidad de pedir a Marruecos que no lleve a cabo los sondeos para buscar hidrocarburos, porque supondría una «evidente injerencia» en la soberanía del Reino Alauí y recuerdan que España rechazó por la misma razón las protestas marroquíes cuando el Gobierno del PP autorizó las prospecciones de Repsol frente a las costas canarias.

La presión política no resulta tampoco una vía sencilla, puesto que Marruecos es para España y para el conjunto de la Unión Europea (UE) un vecino preferente, clave en materias prioritarias como las relaciones comerciales, la contención de la inmigración irregular, la prevención de la radicalización y la cooperación antiterrorista.

«Está claro que España no puede intervenir en la decisión de Marruecos», señala el portavoz del PSOE en la comisión de Energía del Congreso, Sebastián Franquis, «y que poco se puede esperar del Gobierno de Rajoy, partidario de sacar petróleo frente a Canarias, pero eso no quita para exigir al Ejecutivo español que despliegue toda su diplomacia para evitar que las prospecciones tengan efectos en las Islas, aunque sabemos que el riesgo cero no existe», añade el diputados socialista.

En esta línea, Franquis considera que Canarias debe impulsar una amplia acción política, tanto en la reunión pendiente con el ministro Dastis como de cara a la Unión Europea «para hacer valer la posición mayoritaria de la sociedad canaria, que ha demostrado su rechazo a extraer petróleo cerca de sus costas», expone el dirigente del PSC.

https://www.canarias7.es/politica/gobierno/espana-no-tiene-margen-para-f...