10 Oct 2017
EL NUEVO LUNES, 9 Octubre 2017. La demanda de crudo en el mercado internacional es cada vez más elevada. No es de extrañar que una extracción más eficiente del petróleo suponga todo un reto para las compañías operadoras de hidrocarburos. En este sentido, Cepsa ha liderado un estudio piloto en sus yacimientos colombianos que ha permitido incrementar en un 15% la eficiencia de extracción de crudo.
Esta mejora ha sido posible gracias a la aplicación de un surfactante obtenido a partir de compuestos que se producen durante la fabricación del alquilbenceno lineal (LAB), del que Cepsa es el mayor productor mundial. Los investigadores de la compañía han integrado dicho surfactante en una de las tecnologías más utilizadas de extracción: la inyección de álcali-surfactante- polímero (ASP). Esta innovación ha permitido ser más eficientes y reducir costes medioambientales inherentes al proceso, y pone de relieve los excelentes resultados obtenidos por la actividad I+D de la compañía en los últimos años. Los resultados obtenidos son fruto de la I+D desarrollada por la empresa en colaboración con instituciones como la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla (ETSI-US) y la Universidad de Cádiz (UCA).