18 Sep 2018

CINCO DIAS, 18 Septiembre 2018. Ya es oficial: Cepsa saldrá a Bolsa este año, en el último trimestre. La compañía así lo ha comunicado al regulador con el envío del ITF (Intention to Float, en ingles), un documento que de facto da el pistoletazo de salida a la OPV, una vez el consejo le ha dado lurz verde definitiva a la operación.

Mubadala, el fondo soberano de Abu Dabi que controla el 100% de la compañía desde 2011, planea vender en el mercado al menos el 25% de la compañía.  Varía ligeramente de sus primeros planes, que pasaban por desprenderse de entre el 30% y el 40%. Un porcentaje que se podrá ampliar. Las valoraciones preliminares de la banca de inversión estriban entre los 10.000 y los 15.000 millones, si bien fuentes financieras indican que el precio final se acercará más a la parte baja de esta horquilla.

La intención de Cepsa por volver a cotizar no es óbice para que Mubadala se desprenda de otro paquete de acciones en una venta privada, indican fuentes de mercado. De forma paralela al proceso de salida a Bolsa, Abu Dabi sondeó entre grandes fondos de capital riesgo -como Blackstone, Macquaire o CVC- e inversores industriales (Vitol), pero finalmente el más cercano a hacerse con la victoria parece el fondo Carlyle. El mercado espera que o bien al ganador se le reserve un papel especial en el folleto (anchore investor, en la jerga) o bien compre directamente en la OPV (cornerstone). Esta es la opción que, en principio, tiene más enteros.

Con todo y con eso, la salida a Bolsa de Cepsa está llamada a hacer historia en el mercado español. Por un lado, por una valoración récord, que puede suponer la mayor operación en dos décadas. Todo dependerá no solo del precio acordado, sino también de cuántas acciones venderá Mubadala al mercado. El documento publicado ayer sitúa el porcentaje mínimo en el 25%, si bien Cepsa se reserva la posibilidad de ampliarlo, para lo que jugará un papel crucial el acuerdo que llegue con el eventual comprador. Los bancos colocadores también tendrán la posibilidad de vender más acciones de lo previsto en caso de que la demanda supere ese 25%, lo que en el argot bursátil se conoce como green shoe.

 

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/09/17/companias/1537170009_4...