2 Oct 2017
EUROPA SUR,30 Septiembre 2017. Cepsa lanzará un macroplan inversor por 40.000 millones de euros hasta el año 2030, dentro la nueva hoja de ruta que ultima la petrolera propiedad 100% del grupo Mubadala Investment Company. En su comparecencia en la Comisión para el Estudio del Cambio Climático en el Congreso de los Diputados, el consejero delegado de Cepsa, Pedro Miró, anunció que el grupo, dentro de su planificación estratégica, "tiene un compromiso aprobado por su consejo y su único accionista del orden de 40.000 millones de inversión".
 
A este respecto, el máximo ejecutivo de la compañía señaló que este montante inversor estará distribuido "en tres paquetes de cinco años cada uno". De esta inversión, "una parte muy importante" se destinará a nuevos desarrollos y energías renovables, "más concretamente eólicos". El año pasado, la empresa ya anunció que consideraba la posibilidad de entrar puntualmente en la promoción y explotación de instalaciones de generación de energía eléctrica renovable con el fin de garantizar la energía a las nuevas maneras de movilidad, esto es, a los vehículos eléctricos.
 
El consejero delegado afirmó que el objetivo de Cepsa es lanzar este nuevo plan estratégico, en el que el grupo lleva tiempo trabajando para definir "con que mix se puede mover", antes de fin de año, "probablemente a lo largo del mes de octubre o noviembre". "El objetivo último es estar preparados para ofrecer las necesidades de energía que en cada realidad y momento se demanden y necesiten", indicó la compañía el año pasado. A este respecto, la petrolera ya había señalado que este nuevo plan estratégico, en el que están implicados desde su único accionista como propietario hasta todos los departamentos y divisiones de la compañía, además de incluir la nueva proyección de inversiones, contemplaría líneas estratégicas para abordar retos como los cambios en la movilidad derivados de la introducción de nuevos vehículos eléctricos y nuevas maneras de viajar, las exigencias medioambientales o la evolución del mercado del crudo.
 
"El objetivo último es estar preparados para ofrecer las necesidades de energía que en cada realidad y momento se demanden y necesiten", indicó Miró el año pasado en un encuentro con la prensa. En su comparecencia, Miró defendió también el modelo de negocio integrado de la compañía, "estando en la cadena desde el principio, la exploración, hasta el consumidor final", que ha permitido a Cepsa "aguantar el chaparrón" de la caída del precio del crudo. El consejero delegado de Cepsa, que apuntó que el grupo invierte unos 50 millones de euros al año en medidas de eficiencia energética que le permiten reducir del orden de entre 100.000 y 150.000 toneladas de CO2 al año, pidió también una ley de transición energética y cambio climático que sea "ordenada, ya que cualquier transición desordenada va a hacer que suframos".