7 Nov 2018

EL CONFIDENCIAL, 7 Noviembre 2018. En Sargentes de la Lora, Burgos, el viento sopla más gélido de lo habitual por estas fechas. El lugar es un auténtico funeral. Resoplidos, quejas de "no lo entendemos", la sensación de que ahora sí va de verdad y el pueblo, quizá la comarca entera, morirá en unos pocos años. A la tristeza se suman la rabia y la impotencia de saber que el pueblo muere a pesar de que hay una empresa que quiere invertir 90 millones en él y generar 50 empleos directos y otros 250 indirectos para los próximos 20 años. Unas cifras que en un lugar recóndito como este, donde la industria principal es el cultivo de patatas y la población se cuenta por puñados, es un absoluto milagro. Pero el Gobierno ha dicho no a esa empresa, es decir, ha dicho no a que el único yacimiento petrolífero en suelo español siga funcionando.

"No conocemos los motivos. Solo sabemos que el ministerio nos pide por carta desmantelar toda la instalación", explica Celia Díaz, portavoz y abogada de Compañía Petrolífera de Sedano (CPS), filial de la británica Columbus ERP, titular de la concesión del yacimiento situado en la pedanía de Ayoluengo de la Lora. Este lugar, conocido en tiempos de la dictadura como el 'Oklahoma español' por la esperanza (luego truncada) de que su suelo albergara grandes bolsas de petróleo, era junto a la plataforma marina de Tarragona el único pozo petrolero en activo de España. Inaugurado en 1964, actualmente llevaba dos años sin actividad a la espera de que el Gobierno licitara un nuevo concurso público cumplidos ya 50 años y una prórroga desde su apertura.

https://www.elconfidencial.com/economia/2018-11-06/burgos-sargentes-de-l...