8 Feb 2020

ABC, 7 de Febrero de 2020. La llegada del PSOE a La Moncloa en el verano de 2018, unido al Gobierno de coalición formado hace unos meses con Unidas Podemos y a la pertinaz labor de auxilio del expresidente Rodríguez Zapatero al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela han propiciado que las importaciones de petróleo desde aquel país se hayan multiplicado desde entonces.

Las importaciones de petróleo desde Venezuela empezaron a ser significativas a partir de octubre de 2018 después de que cayeran en picado en 2016 y 2017. Sin embargo, el año pasado sumaron 2,297 millones de toneladas, según Cores, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. Las importaciones en 2019 han sido las más altas desde 2015 (3,191 millones) y suponen un crecimiento del 265% sobre las de 2018.

La casi totalidad del petróleo que llega a España procedente de Venezuela va a Repsol para reducir la deuda que tiene el régimen bolivariano con la petrolera española por las inversiones realizadas en aquel país y que han perdido gran parte de su valor por la situación política y social de Venezuela. El pago de esa deuda se realiza en especie -mediante cargamentos de petróleo- para evitar las sanciones de la Administración Trump y «con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones», según Repsol.

Mientras, la petrolera que preside Antonio Brufau continúa reduciendo su exposición patrimonial en Venezuela, que al cierre del tercer trimestre de 2019 ascendía a 351 millones de euros, un 10,7% menos que la que tenía cuando acabó el primer semestre y un 23% menos que a finales de 2018, cuando era de 456 millones de euros. El próximo día 20 la petrolera publicará los resultados del cuarto trimestre de 2019, momento en el que se conocerá su exposición patrimonial en aquel país al cierre del año. Repsol está presente en Venezuela desde 1991 y explota importantes yacimientos de gas y petróleo, como los de Perla, Quiriquire, Mene Grande y Barua Motatán.

El crudo que llega a España procedente de Venezuela representa el 3,5% del total de las importaciones, que el año pasado sumaron 66,303 millones de toneladas, un 1,9% menos que en 2018, cuando se alcanzó el récord histórico de 67,586 millones de toneladas. El año pasado fue Nigeria (con el 16,9% del total) el principal origen del crudo importado, seguido de México (14,2%) y Libia (12,8%). En 2019 destacan los incrementos de las importaciones de Venezuela (265,2%), Estados Unidos (97,6%) y Noruega (41,9%), según Cores.

https://www.abc.es/economia/abci-venezuela-multiplica-exportacion-petrol...