22 Jun 2018

LA VANGUARDIA, 22 Junio 2018. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela acaba de archivar la querella interpuesta por el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG), el proyecto activista Xnet y el Instituto de Derechos Humanos de Catalunya contra cinco ex ministros de la época de José Luis Rodríguez Zapatero y de Mariano Rajoy por el proyecto gasístico Castor de ACS.

En un auto al que ha tenido acceso La Vanguardia, la juez asume la postura de la Fiscalía Anticorrupción, que se oponía a la admisión de la querella al analizar las circunstancias en torno al contrato de ACS y comprobar que no hay ilícitos contra los querellados -Joan Clos, Miguel Sebastián, José Manuel Soria, Ignasi Nieto, Magdalena Álvarez, Elena Espinosa, Juan Gabriel Cotino, Florentino Pérez y Recaredo del Potro.

Política planeada

En el auto, Lamela explica que la construcción de las instalaciones de Castor “no responde a una idea aislada ni peregrina, sino que fue acorde con una política desarrollada en la explotación y suministro de gas, previamente planeada (ya desde el año 2002), antes incluso de que los querellados accedieran a sus cargos, que con los años se compró deficitaria”.

Así, subraya que las resoluciones que se fueron dictando en las distintas fases del proyecto, y cuyas firmas por los querellados determinan su responsabilidad, a juicio de los querellantes, “no aparece, y tampoco se expone en la querella, que se hayan adoptado al margen de procedimiento establecido”.

Tampoco parece, a juicio de Lamela, que la actuación de los querellados estuviera guiada por un afán de perjudicar los intereses de la Administración “adoptando resoluciones injustas, arbitrarias o manifiestamente contrarias a la ley”. Por el contrario, Lamela considera que fue una actuación “razonada y documentada”.

En el auto, la instructora explica que sin practicar ninguna diligencia y con el análisis de los documentos aportados en la querella puede afirmarse que los hechos denunciados no son constitutivos de infracción penal.

No hubo “acechanzas y argucias”

La construcción respondía a la necesidad de almacenaje por la seguridad energética y el consumo de gas a tener de los informes de previsión realizados por la Secretaría General de Planificación Energética de los años 2002-2011. “Olvida -el querellante- sin embargo que los informes de previsión realizados por la Secretaría General de Planificación se elaboraron años antes de la actuación que se imputa a los querellados. El hecho de que las previsiones contenidas en los mismos no se cumplieran, no implica la existencia de acechanzas ni argucias en su elaboración, que tampoco son descritas en la querella, ni que las actividades programadas como consecuencia de estas previsiones respondieran a la preparación de un plan que habría de iniciarse años después, dirigido por Florentino Pérez -presidente de ACS-, auxiliado por Recadero del Potro -presidente de Escal UGS-”.

http://www.lavanguardia.com/economia/20180621/45304346078/castor-querell...