23 Nov 2017
EL PAÍS, 23 noviembre 2017. El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el de Repsol, Antonio Brufau, firmaron ayer un acuerdo para la exploración del campo Iñiguazú en un consorcio liderado por la petrolera española con varias compañías nacionales y extranjeras. Las inversiones previstas ascienden a 900 millones de dólares (766,4 millones de euros), según Morales. Brufau ha destacado el compromiso de Repsol de seguir su actividad en Bolivia, donde cuenta con derechos mineros sobre un total de 31 bloques: seis de exploración y 25 en fase de desarrollo y producción.
 
El bloque Iñiguazú cuenta con una extensión de 644 kilómetros cuadrados y se encuentra junto al área Caipipendi, donde Repsol ya opera el campo Margarita-Huacaya, el mayor de Bolivia, con una producción de 19 millones de metros cúbicos al día.